Marcel Breuer (1902-1981)

Marcel Breuer (1902-1981)

Muchas veces en el mundo del diseño de cualquier modalidad, llamamos a los objetos o acciones por el nombre común adoptado por la sociedad, un ejemplo claro es el de la tan afincada silla Cesca en las casas de hoy en día.

Pero… ¿Sabemos por qué se llama así? ¿Quién la diseñó? ¿El porqué de la elección de esos materiales?
En este post os contaremos un poco de la vida de la Cesca así como de su diseñador, Marcel Breuer… ¡Atentos! La próxima vez que vengáis con vuestro amigo interiorista al rastro, podréis presumir de conocimientos.

Marcel Breuer, el joven diseñador de nacionalidad húngara a sus 23 años ya trabajaba como “joven maestro” en el taller de carpintería de la Bauhaus, ubicada en Dessau. Fue allí donde fabricó su primera silla de acero tubular la B3 también conocida como la silla “Wassily”(1925) inspirándose, para la novedosa elección del material en su recién comprada bicicleta Adler.
Este sería el inicio de una nueva aplicación del acero tubular nunca antes dada para el mundo del diseño.

De ahora en adelante Breuer utilizaría este material para crear una colección en la que habría sitio para sillas, mesas, taburetes, armarios…piezas asequibles, higiénicas y confortables, necesarias para la vida moderna, todos ellos fabricados y distribuidos por Standard-Möbel en Berlín.

Tres años después abandonaría la Bauhaus para dedicarse a la creación casi exclusiva de mobiliario con acero tubular. En este año, 1928 crearía la famosa silla B32 o más comúnmente conocida como Cesca. Nombre otorgado en honor a su hija Francesca.
Posteriormente de la mano de la B32, llegaría la B64. La misma silla añadiendo unos reposabrazos para mayor comodidad.

Y llegados a este punto nos preguntamos; ¿A qué se debe el éxito de estas piezas?
Principalmente a los materiales utilizados en conjunto a la ergonomía de las mismas. El acero se podría considerar un material atemporal dependiendo de su aplicación y está comprobado que las Cescas son una muestra de ello.
Un diseño funcional, elegante y cómodo que no pasará desapercibido en cualquier espacio.

Por último, un dato curioso es que Breuer nunca llegó a patentar sus diseños. Puede ser posible que por ello nos encontremos tantas copias y variaciones a día de hoy, ya que es de dominio público.
Actualmente se puede encontrar en Knoll, fábrica que las produce y te da opción de variar sus materiales manteniendo el diseño. Pero si eres un apasionado del vintage como nosotros, estarás de acuerdo en que las primeras ediciones, ya sean de Standard – Möbel o Gavina tienen más encanto.

Os dejamos con una selección de estas sillas que tenemos en nuestro espacio. Estás invitado a pasarte!

Sillas Cesca B32 Gold. Italia, 1962.

Sillas Cesca B64. Italia, 1962.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *